Visual404

Visual Especial 2014

Imaginad que podemos transitar por visual como si fuera una casa, al pasar por las diferentes secciones y por las primeras publicaciones constatamos que han sido unos meses llenos de cambios, de pequeñas revoluciones en cada entrada…

Por amar lo audiovisual intensamente quisimos explorar el mundo de las imágenes en movimiento y lo hemos hecho de forma descarnada, cada entrada se ha llevado lo mejor de sus autores. Tenemos la ilusión de haber creado una pequeña comunidad de cinéfilos sin prejuicios. Nunca se ha tratado de beneficios, o de visitas, tenemos la sensación de estar llegando a aquel lector que buscábamos en Marzo, en definitiva, al eslabón último de nuestro proyecto.

Colaboradores y lectores, en definitiva los que hacen visual junto a nosotros escogen su plano de luz, su pequeño reflejo de lo mejor del 2014.

1

Cavalo Dinheiro (Pedro Costa, 2014)

 

Es difícil tratar de identificar un significado para la luz en Cavalo Dinheiro, pero habitualmente viene de detrás de las puertas donde entregan los papeles de residencia para Vitalina, o de las lámparas para escrutar el cuerpo de Ventura. El resto de la película se compone de sombras entrecortadas que traducen los dolores del exilio y los de la Revolución de los Claveles, todos juntos, opacos. Cavalo Dinheiro juega en el terreno de las utopías a medio conquistar. ¿Su conquista imposible? Ver al otro, reconocer al otro, encontrar, en fin, que el otro no existe, que el otro soy yo.

 

Lucas Tello Pérez – ZEMOS98

1/49
2

Only lovers left alive (Jim Jarmusch, 2013)

 

Onda y partícula, color de reflexión, refracción dorada. Luz que se quiebra en rincones de Kasbah, mesando la cal de paredes heridas, rellenando huecos de antiguas caricias, haciendo de la geometría una filigrana íntima, desvayéndose como si viniera de un tiempo infinito y se debilitara sin llegar nunca a extinguirse. Los extremos se acotan, el espectro se encoge, los matices florecen. Nos dejamos arrullar por esta droga suave, del ocre al amarillo, de la luz a su ausencia. El vampiro es fantasma. Se escapa. Nos fugamos.

Faustino Sánchez – Shangrila

2/49
A

Ida (Pawel Pawlikowski, 2013)

 

Contraste de luces y sombras. Afuera, en la penumbra, están ellos. Dentro, tras el portalón, una claridad diáfana, uniforme. Dos planos de luz, dos mundos opuestos. Y ella en el centro inferior del encuadre. Geometría en blanco y negro sobre su insignificante figura, aplastándola. Una simetría perfecta. Tan solo la figura de él rompe el equilibrio del plano. Y desplaza el centro de interés de la imagen. Una presencia premonitoria. De que la armonía ya no es posible. De que el orden de su mundo, del de ella, se está desmoronando.

 

Montxo Armendariz – cineasta

3/49
3

Boyhood (Richard Linklater, 2014)

Cuando se aleje por el horizonte el transatlántico de barullo mediático que rodea a Boyhood, propiciado por la gesta fácilmente trivializable de registrar el crecimiento de su protagonista durante 12 años en vez de por el debido reconocimiento a la filmografía de su director, sé que podré volver mil veces a intentar atrapar este instante antes del atardecer. Pero claro, a cada intento será su luz desvaneciente la que me amarre desde ese espacio abierto que se oscurece mientras se despliega, aturdido de euforia química y el vértigo de conocerse, hacia el futuro. Quizás hasta devolverme la mirada.

 

Daniel de Partearroyo – Cinemanía

4/49
4            

Actress (Robert Green, 2014)

   

There are dark shadows on the earth, but its light are stronger in the contrast.

   

Matilda Evans – Over the Knee Project

5/49
B

Kis uykusu – Sueño de invierno (Nuri Bilge Ceylan, 2014)

           

"Te parecen oscuras mis palabras. La oscuridad está en nuestras almas, ¿no crees?" (James Joyce)      

Fernando Franco – cineasta 6/49

5

La chambre bleue (Mathieu Amalric, 2014)

 

Cuando las Visual me mandaron la invitación para sus "luces" no lo dudé. Sabía dónde estaba la mía. Se escondía en La chambre bleue de Amalric. Me atrapó porque me hace ser consciente de que la luz del exterior siempre encuentra un hueco por el que entrar en nuestra luz interior, lo que me provoca que la odie y la ame a partes iguales porque invade nuestro espacio más íntimo sin ningún pudor y al mismo tiempo lo enriquece sin llegar a confundirse con él, complementándolo con su reflejo y respetando su esencia.

 

Laura Merlo Solano – Cines Zoco

7/49
6

Upstream Color (Shane Carruth, 2013)

 

Diálogo:

Ella: -Podrían ser estorninos

El: -Podrían ser estorninos

1+1=1 en la silueta de los dos y también en la luz.

Luz natural (atardecer, el momento en que se ve todo mejor)/Luz artificial (no hace falta pero ancla el plano).

Una paradoja. Como El imperio de las luces de Magritte

 

Fledermaus Sabarsky – @vestirlaopera

8/49
c

The Grand Budapest Hotel (Wes Anderson, 2014)

 

Max Ophüls, Tintín y pop.

Se acaban de prometer. En la feria, ella lee la dedicatoria en el libro que él le ha regalado. “For my dearest, darling, treasured, cherished Agatha whom I worship. With respect, adoration, admiration, kisses, gratitude, best wishes and love from Z to A”. A pesar de que en el tiovivo donde se han montado resplandecen las bombillas blancas, él ve su rostro iluminado por una aureola de luces de colores que giran a su alrededor.

 

Eulàlia Iglesias Huix

9/49
7

Frances Ha (Noah Baumbach, 2013)

 

Frances es un desastre y no quiere (o puede) aceptarlo. Más o menos como todos somos o hemos sido en algún momento. Y su viaje a Paris es el punto culminante hacia su autoengaño. Hasta ese punto Frances Ha transcurría con una preciosa paleta de grises pero en el viaje francés de Greta Gerwig la película se vuelve luminosa. La Ciudad de la Luz parece querer indicarle a Frances el camino que debe tomar. En el plano la ciudad utiliza sus poderosas luces para ‘iluminar’ el camino a una Frances que sigue absorta en su propio mundo. Uno que no parece querer abandonar.

 

Raúl C – Vivir Rodando

10/49
8

Güeros (Alonso Ruiz Palacios, 2014)

 

Una de mis pelis favoritas del año. Sus diálogos y su construcción sonora me llegan, su proporción de pantalla y su color que existen solo porque sí. Un road movie sin demasiado road: un viaje a varios mundos dentro de una misma ciudad.

Mis planos preferidos son la representación de los ataques de pánico del protagonista. No los encontré. Pero en cambio, éste: la luz que encandila proveniente de una pecera gigante bajo tierra (¿de dónde nace la luz en los acuarios?) y que no da ninguna esperanza a sus personajes, relegados al mundo de las sombras.

 

Natalia Solórzano Vásquez – cineasta

11/49
d

África 815 (Pilar Monsell, 2014)    

Es un magnífico plano que llena toda la pantalla de blanco, mostrando tan solo un punto negro que avanza desde la izquierda hasta convertirse en un barco. Me recuerda a Angelopoulos, me parece que Pilar Monsell construye el más hermoso plano del año.

 

Javier Tolentino – El séptimo vicio

12/49
9

Bande de Filles (Céline Sciamma, 2014)

 

Cuatro chicas "del ahora", que cogen el tren desde los suburbios para ir a Paris a bailar. Cuatro diamantes que gritan a “los dirigentes de la casta”, a los hombres que las rodean y presionan y hacen daño ¡que os jodan! aquí estamos, no os necesitamos. No queremos vuestros referentes, no queremos vuestras mentiras y Rihanna mola mil y la revolución queridos, será mujer y nos pillará bailando juntas.

 

Pétula Yeyé – Playtime Audiovisuales

13/49
10

Kaze tachinu – El viento se levanta (Hayao Miyazaki, 2013)

 

Jiro ha conseguido por fin alcanzar su sueño profesional, pero presiente que su mujer ha muerto. Mira hacia su izquierda, al extremo opuesto del borde del encuadre por el que el avión que tanto le ha obsesionado ha desaparecido, en una larga panorámica que termina en un espacio significativamente vacío. Un cielo lleno de nubes pero brillante, unos pequeños montes y ese intenso verde que sólo brota a la luz de las primas horas del día, cuando todo está por hacer, pero todo está hecho ya.

 

Héctor García Barnés – Dirigido Por

14/49
e        

Nuestra amiga la luna de Velasco Broca, por el momento, son doce minutos de una película que está por hacer; pero son doce minutos que te pueden cambiar de sexo.

   

Chema García Ibarra – cineasta

15/49
12

Sueñan los androides – Androiden Träumen (Ion de Sosa, 2014)

 

Desde que recuerdo siempre he sido un gran admirador de la luz del Mediterráneo, sus matices me han impresionado desde niño. Como luz se va difuminando en capas azuladas al atardecer, mientras asciende una densa neblina que cubre las montañas partiendo de sus faldas. Creo que este plano en el que el “cazabonificaciones” se eleva sobre Benidorm a través de un ascensor carente de marco, recoge a la perfección estas impresiones. Y por si fuera poco el plano tiene aromas a Wim Wenders, a Robby Muller y casi a Leni Riefenstahl…

 

Víctor Berlín – PLAT

16/49
13            

Jauja (Lisandro Alonso, 2014)

   

¿Qué es lo que hace funcionar al cine y lo impulsa hacia delante?

   

Carlos Rivero de los Reyes – Outer Cinema

17/49
14            

Lucy (Luc Besson, 2014)

   

"I am everywhere".

   

Elisa G. McCausland – Reino Hueco

18/49
15          

Enemy (Denis Villeneuve, 2013)

     

Jake Gyllenhaal contempla su peor pesadilla en el frame más impactante del cine de 2014; perturbadora visión de Denis Villeneuve (que dirigió esta película, Enemy) y, antes, de José Saramago (que escribió la novela O homem duplicado).

     

Bruno Galindo – El Estado Mental

19/49
16

Open Windows (Nacho Vigalondo, 2014)

 

Jill (Sasha Grey) pasa en Open Windows por los estadios de criatura de ficción convencional, actriz y celebridad, y, tras su desaparición literal y alegórica, renace en el momento escogido como collage de píxeles, bajo una luz que gestan software y microprocesadores. Lo que en nuestro estado de lo real es oscuridad, pasa a ser al otro lado del espejo otra posible condición de la luz. Open Windows se atreve a soñar con un universo virtual utópico, en el que, parafraseando a Henri Barbusse, las sombras no existan; en el que, lo que aquí denominamos sombra, constituya una forma de luz que aún no hemos aprendido a sentir como tal.

 

Diego Salgado – Dirigido Por

20/49
18

Ida (Pawel Pawlikowski, 2013)

 

Ida. O todas las cosas sobre las que he necesitado pensar en 2014

(AmorDiosLaMujerEuropaHolocaustoJazzLoSagrado ElCuerpoSexoMozartLaMemoriaElAsesinatoLaMemoria DiosElCadáverElSexoJedwabneBachLoSagradoSexo LaMujerSinfonía41StalinEuropaDiosElCadáverDiosLaMujer HolocaustoLaVentanaElAsesinatoBachLaMemoria LaMujerEuropaLaIdentidadLaMáscaraElCadáverElPadre DiosElPerdónDeLosPecadosYLaVidaEternaSexoBach LaMemoriaElCuerpoLaLuz

y

el

cadáver -Mt 5:14)

Aaron Rodríguez Serrano – El séptimo sello. Análisis fílmico

21/49
19        

Only lovers left alive (Jim Jarmusch, 2013)

   

Eterna y hermosa oscuridad. Una Luz de otro tiempo, decadente y enferma que no tiene cabida en este desolado mundo.

Luz lánguida como ocaso o tal vez como un amanecer maldito que nunca existirá.

Luz vintage. Luz romántica. Luz eterna.

   

Antonio GM – Ciudadano Noodles

22/49
20        

Under the skin (Jonathan Glazer, 2013)

   

Luz total. Blanca, densa, pero no cegadora. Difusa. La cara de ella se adivina perdida y angustiada como un dibujo a lápiz en un lienzo. La niebla como filtro de cámara. La niebla siempre es metáfora.

   

Rocío Mesa – cineasta

23/49
21

Nightcrawler (Dan Gilroy, 2014)

 

Nightcrawler supone la contemplación del poder extremo que posee la imagen para manipular y pervertir al ser humano con el simple recurso de su inconsciente impacto visual. En este sentido los ojos de Gyllenhall adquieren la forma del vicio, la sordidez, el sensacionalismo y la pornografía dura. Me fascina como el poder invierte actitudes idealistas a favor de miserias mercantilistas, y es por eso que los ojos de Gyllenhall han sido mis ojos de cine en el año 2014.

 

Rubén Redondo – Cine Maldito

24/49
22

Jeune et jolie (François Ozon, 2013)

 

La brecha en la piel dormida

cree cerrarse sin lágrimas

electrizada por Rimbaud.

Somos un anhelo a distancia

-disimulado, tímido, sutil-

en el verano que despertó

el monte de Venus.

 

Esther Aguirreche – 365filmsbyauroranocte

25/49
23

Ida (Pawel Pawlikowski, 2013)

 

Mi plano favorito de este año corresponde a Ida de Pawel Pawlikowski, una película donde el blanco y negro consigue destacar la luminosidad de forma clara en muchas partes del film. La escena escogida por la temática de Luces que proponéis es un primer plano de una vidriera en un establo donde la luz entra por el centro de ese conjunto de vidrios irregulares y distintos que la conforman y que me llamó mucho la atención cuando la vi, puede que más incluso que a los personajes de Ida y su tía, como se aprecia en el plano que le sigue.

 

Sergio Montesinos – La voz en off

26/49
24

Mommy (Xavier Dolan, 2014)

Si me preguntáis no sé exactamente qué significa la luz en el cine, ni tampoco cuál es la causa de que sea un elemento tan fundamental y evocador, poderoso, para el espectador. Sin embargo, entre esa constante y placentera búsqueda, hay momentos en los que determinados filmes, determinados creadores, te ofrecen sus respuestas en bandeja. Y las haces tuyas. La luz en este plano de la excelente 'Mommy' significa liberación, explosión, aparición, ilusión, una paz nunca completa, rabia silenciosa. Y, aunque no pueda responderte con certeza, creo que el cine es un poco eso. Para mí. En este momento. Quizá, el año que viene, signifique otra cosa.

Por un 2015 cargado de cine, y de luz. Valga la redundancia.

Jesús Choya Zataraín – La Llave Azul

27/49
25

Le meraviglie (Alice Rohrwacher, 2014)

 

Gelsomina se esconde en el granero, único refugio de la casa donde su padre no entra. Un rayo de luz entra por un agujero y ella lo intenta pisar y tocar consiguiendo tan sólo traspasarlo. Su hermana aparece en escena y Gelsomina le ordena que beba. Ella obedece y acerca sus manos a la luz para beber de la misma y conseguir la aprobación de su hermana. Ambas sonríen. Los sentidos se trastocan. En ese momento, en el minuto 20 de Le meraviglie, la película se palpa y saborea.

 

Endika Rey – Contrapicado / Transit

28/49
26

Jeune et jolie (François Ozon, 2013)

 

“This is your baptism”. Dentro del flujo estacional que acompasa el suave desarrollo de la protagonista, el final del invierno viene marcado por una secuencia en la que las luces proyectadas sobre el bullicio de la adolescencia resultan capitales. Isabelle crece, se ve desposeída de unas cosas para sentirse reforzada en otras. Y la planificación lo resume de maravilla. El hecho de estar confundida entre la marabunta no impide que resplandezca ante el resto: tras el bache, la luz que emana se superpone a la pulsión colectiva de una masa a la que desconcierta. Dentro, gente y música; fuera, la intimidad del nuevo amor. Cuando la canción cambia, Isabelle baila sola, pero el fondo sigue latiendo. Ha trascendido. El tiempo se detiene ante ella, el invierno concluye.

Sergio de Benito – Cinema ad hoc

29/49
27

Kis uykusu – Sueño de invierno (Nuri Bilge Ceylan, 2014)

 

Ceylan utiliza el fuego que golpea en los rostros de dos de sus personajes durante una de sus conversaciones más intensas, en la que toda su relación se desmorona. Sólo la luz del fuego puede darnos oscuros y claros a la vez, diferentes oscuros y diferentes claros. Todo son matices incontrolados, naturales. La luz del fuego capaz de mostrarnos todo lo que ocurre en el interior de dos cuerpos que están quietos, inmóviles ante el descubrimiento de lo oculto.

 

Christian G. Carlos – Cinema Truffaut

30/49
28

Lone Survivor (Peter Berg, 2013)

 

Todos tenemos nuestra pequeña Ítaca, ese paisaje que tratamos de asir con las manos antes de que resbale de nuestra memoria. Mike y Danny están movilizados en Afganistán a la espera de una misión de la que saben que no regresarán. Sin embargo, cada mañana corren alrededor de la base de operaciones como si intentasen atrapar, antes de que desaparezca, esa luz que baña sus cuerpos con el recuerdo de un hogar al que siempre se resisten a renunciar. That Western Skyline.

 

Óscar Brox – Détour

31/49
29        

Short (Robert Todd, 2014)

   

La posibilidad de ser ciegos, de estar envueltos en la más completa oscuridad y, de pronto, ser sorprendidos por flashes de luz. Todo lo que surja frente a nosotros será magnífico e irrecuperable. Epifanía única y dolorosa.

   

Fernando Vílchez – Lima Independiente / Intermedio / DOCMA / Pasajes de cine

32/49
30

We had the experience but missed the meaning (Laida Lertxundi, 2014)

 

Con referencias a Bioy Casares y T.S Elliot, es la obra de Laida Lertxundi en la que la palabra tiene una mayor importancia. Uno de los rasgos que identifican el cine de Laida, es la ruptura con el artificio de la narrativa tradicional, introduciendo en la obra elementos propios del proceso cinematográfico. Un metalenguaje que aquí se referencia en la última secuencia: la luz de un proyector ilumina la escena, asistimos a la proyección de su película sobre las hojas de un libro en blanco, convirtiéndose así, en la pantalla improvisada que hace presente a la directora, en su propia obra.

Enrique Piñuel – Playtime Audiovisuales

33/49
31

Upstream Color (Shane Carruth, 2013)

 

Me fascina cómo utiliza Shane Carruth los simbolos, Upstream Color está llena de ellos. Entre esos símbolos, círculos luminosos que manchan más de la mitad de sus planos. A veces parecen accidentes afortunados de la lente, pero estoy segura de que no lo son, de que todas esas luminarias están puestas de forma estratégica para añadir un nivel de significado diferente para autor y espectador. He elegido este plano porque es el punto donde convergen ese símbolo y el personaje femenino. Es un cruce alucinante, una aureola tras su rostro mediante la que Carruth introduce de manera misteriosa e insondable el elemento religioso.

 

Desirée de Fez – Fotogramas

34/49
32

Blind (Eskil Vogt, 2014)

 

¿Cómo sueñan los ciegos? ¿Alguien que nunca ha visto puede entonces desarrollar otros sentidos y así recrear olores, sonidos, contactos? ¿Y alguien que ha visto? ¿Irá perdiendo paulatinamente los recuerdos de las formas, los colores, la luz hasta sumirse en la oscuridad? ¿Qué hará entonces? ¿Amarrarse al vano fantasma de la memoria y conjurar ese destello, reminiscente que no real, como una condena que le ata a su desgracia, o rebelarse y destruir lo pasado para así forjar un nuevo mundo, nuevas imágenes, nuevas luces que hagan huir la sombra perpetua?

 

Martín Cuesta – Cinema ad hoc

35/49
33

Bande de Filles (Céline Sciamma, 2014)

 

En este plano, un travelling lateral estilizadamente pervertido de Bande de Filles, se nos presenta un teaser sobre la sororidad, como un power frame de bustos vivos y parlanchines que simboliza cómo las chicas encuentran en su comunidad su fuente de luz y energía, en un espacio donde no hay ninguna barrera para expresarse con naturalizad... y a la vez son ellas mismas esa barrera, frontera de resistencia. Y donde las integrantes brillan como diamantes alineados que, por engarzados, hacen de su poder algo fluido y exponencial. Bravas.

 

Esther Miguel Trula – Flamencastone

36/49
33b

Under the skin (Jonathan Glazer, 2013)

 

Lo que no te contó Esopo en su ópera rock, en ese elogio al trabajo que es La cigarra y la hormiga, es que la hormiga no se tiró todo el verano recolectando alimento para ella misma, sino aplicando su eficiencia de insecto, como cientos de compañeras, al servicio de una reina tirana de tórax hinchado y repugnante que yace torpemente boca arriba entre huevos y larvas. El interior del hormiguero, que Glazer se resiste a mostrarnos, sólo puede ser oscuro, pringoso, narcotizante y daliniano: una trampa, una vuelta al cálido útero alienígena donde los hombres son sorbidos hasta dejar la carcasa, su piel inservible, flotando en un caldo espeso. No te equivoques: lo que hay debajo de la piel no es lo que nos hace humanos. Eso no son más que fluidos.

Jesús Rocamora – eldiario.es

37/49
34

Xi you – Journey to the west (Tsai Ming-liang, 2014)

 

Lee Kang-sheng, el actor fetiche de Tsai Ming-liang, desciende a contraluz por una escalinata del metro de Marsella. El monje budista, descalzo y ataviado únicamente con una túnica roja, se mueve a una velocidad demasiado lenta para el ojo occidental. En un plano secuencia de veinte minutos el director taiwanés enfrenta el frenesí contemporáneo con la espiritualidad oriental. Mientras, la paleta cromática que irradia el icono religioso muta durante su viaje a través de la luz. Ora negra y sombría, ora rojiza, por el reflejo de su propia vestimenta.

 

Carlota Mosegui – Videodromo / El antepenúltimo mohicano

38/49
35

Saint Laurent (Bertrand Bonello, 2014)

 

Suena Didn't Say A Word, de Patti Austin. Léa Seydoux baila de forma despreocupada, con la cabeza envuelta en un pañuelo, un broche en forma de corazón. Las luces de la discoteca: rojo, amarillo, azul, verde, morado… ¡Años 70! Louis Garrel, esmoquin blanco impoluto, lanza una mirada al otro lado de la pista, la cámara sigue su rastro. Travelling hacia delante. No hay un resquicio sin luz, sin baile. Yves se la devuelve. Travelling hacia atrás. Él insiste. De nuevo hacia delante. Yves no se esconde. Qué ganas de beber champán.

 

Andrea Morán – Filmin365

39/49
36

Hace tiempo que el branded de bebidas energéticas y sport cameras se afana por vender (muy bien) la idea de que cualquier piltrafa puede asomarse a otros mundos de aventura. La primera promo de la GoPro Hero4 vendía esto y su nueva cámara, pero de rebote regalaba imágenes imposibles completamente reales. Un drone, una Hero y Geoff Mackley asomándose a un volcán. Será cuestión de tiempo que alguien haga algo grande con esta tecnología, pero esta imagen, al final, no se me va de la cabeza sobre todo lo visto en 2014: un artilugio digital que permite/permitirá ver lo improbable sin que intermedien efectos especiales, y la esperanza de que las cámaras vuelvan a salir a las calles.

 

Iago González – En Imaxes

40/49
37

Nymphomaniac – Director's Cut (Lars von Trier, 2014)

 

De la parte final de la "Trilogía de la depresión" de Lars Von Trier salen estos dos planos. En el primero, los dos personajes, cada uno hermanado con una lámpara. Ella es la luz potente y fría, él, la luz cálida y velada. El segundo plano muestra un reflejo del sol en una pared de ladrillo, la luz que llega al fondo del abismo.

"I’ve never managed to figure out where it comes from. It must be some interplay between windows and towers and high buildings. It’s not much, but it’s the sun you get here at my place."

"It’s beautiful."

Cristina Lagoma y Luis F. Roncero – Sumergidas

41/49
38

Le meraviglie (Alice Rohrwacher, 2014)

 

La luz se degrada en el rostro de Gelsomina. Como su vida, que minuto a minuto va desdibujando la frontera entre infancia y adolescencia. El lado izquierdo de su rostro se ensombrece, como esa niña que se apaga, que se va quedando atrás casi imperceptiblemente. Por otra parte, el lado derecho refulge, como tomado por el calor de una adolescencia que llega para iluminarlo todo. Y en sus pupilas, pequeños reflejos en el horizonte: la esperanza eterna de una vida que empieza a tomar una forma ya definitiva. La luz esta vez no sólo está en la mirada. Esta vez, la luz es la mirada.

 

David Martínez de la Haza – Fantastic Plastic Mag

42/49
40

Under the skin (Jonathan Glazer, 2013)

 

Comienza con la construcción de un ojo que es sólo un ojo; carne + matemáticas, el resultado de procesos sintéticos no humanos. Pero entonces Ello conoce a su primera presa realmente bella (no en el sentido de la carne, esa bolsa de plástico) y, oh-oh, algo pasa. En la oscuridad de la casa putrefacta, Ello mira su reflejo y una luz imposible revela su no-rostro... Y sus ojos, repentinamente humanos. Ha aprendido a mirar(se). Ahora hay luz encerrada en la oscuridad infinita. Está condenado.

 

Noel Ceballos – Fotogramas

43/49
41

Kaguya-hime no Monogatari – El cuento de la Princesa Kaguya (Isao Takahata, 2013)

       

A veces cuando me despierto con la luz de la mañana recuerdo cosas que nunca he vivido.

 

Victoria Bauzada – Ilustración

44/49
43

What Places of Heaven, What Planets Directed, How Long the Effects? or The General Accidents of the World (David Gatten, 2013)

 

Las películas de David Gatten empiezan en grandes bibliotecas. Lugares donde el director encuentra palabras que consiguen expresar las experiencias que ha vivido. Textos que se remontan varios siglos atrás, donde el límite entre lo científico y lo mágico era más difuso. Sus últimas películas son como un tratado alquímico, de cómo la luz se transforma al convertir el celuloide (materia) en un archivo digital (numérico). Las luces y los colores adquieren nuevas propiedades, pero también las transiciones, ese maravilloso y breve espacio que existe en las películas de Gatten entre una imagen y la siguiente.

Miguel Blanco Hortas – Lumière

45/49
44

Oslo, 31. August (Joaquim Trier, 2014)

 

Si de algo pudiera servir 2014 en lo cinematográfico que sea para recobrar la importancia del formato. Mommy, Sueñan los androides, Ida o El gran hotel Budapest son prueba de ello. Los caprichos de la distribución en este país nos llevan tres años en el pasado, como a tanta distancia parece quedar aquel mes de enero en el que se estrenó el film de Joachim Trier, para recuperar su último plano. Oslo, 31 de agosto convertía en pantalla esa ventana en la que el cine y la vida siguen tras la ausencia, porque después de nosotros y nuestro reflejo siempre habrá un 1 de septiembre. Bajamos las luces de la sala, intensificamos los verdes tan atemporales con los que Lisandro Alonso dota de espesor existencialista las antiguas diapositivas que forman Jauja. Recordaremos a Anders.

Antonio M. Arenas – Revista Magnolia

46/49
45

L for Leisure (Lev Kallman y Whitney Horn, 2014)

 

Uno de mis filmes preferidos del año, por muchas razones. Pero supongo que la principal es que se trata de una película absolutamente lúdica y narrativa que sabe conjurar, al mismo tiempo, a los grandes popes del cine de vanguardia norteamericano. El plano que he seleccionado me remite a Alaya , de Nathaniel Dorsky, por el modo en que la luz se proyecta en el mar al atardecer. La marea cambia de dirección, hasta llegar a convertir el agua en un objeto abstracto en la de Dorsky. Aquí, aunque exista una identificación, no se llega a tanto. Sin embargo, las tonalidades, cómo se filtra la luz a través de las nubes, los destellos que provoca... Todo me atrapa visualmente en esta escena, una de las más bellas de una cinta totalmente olvidada, que aún no ha tenido proyecciones en España. ¡Un pecado!

Víctor Paz Morandeira – A Cuarta Parede

47/49
46

Under the skin (Jonathan Glazer, 2013)

 

El sutil reflejo que se perfila en esta imagen de Under the skin es el comienzo exacto de una transformación. La oscuridad que envuelve su primera mitad y encarna el paradigma de Venus se descompone ahora con la violencia de un paisaje cuya luz esquiva. Despojada de los atributos del arquetipo, incapaz de encontrar su femineidad bajo esa forma prestada de star, se adentra en el bosque como inocente caperucita. Entonces, en la armonía de los árboles agitados al unísono, salpicados del blanco de esqueletos invernales, se revela su piel lumínica sobre el cuerpo ausente.

 

Ana Aitana Fernández – Transit

48/49
48

Jigoku de naze warui? – Why Don't You Play In Hell? (Sion Sono, 2013)

 

Ikegami suele tener un sueño recurrente: él recostado contra la pared dolorido y tras una gran matanza, con el suelo totalmente encharcado con sangre postiza. Tras la borrachera hemoglobínica, Mitsuko baila e interpreta un número sin apenas inmutarse por lo ocurrido, con un leve foco que apunta directamente a la acción y llega desde el lateral derecho. La imagen y los planos se suceden sin que haga falta el contexto: la inocencia con la que se trata el suceso se contraponen con el sarcasmo de la escena, algo que se extiende durante todo el filme del mejor director japonés de los últimos tiempos.

Frankie Pizá – This is underground / Concepto Radio

49/49

La cúpula visual hemos decidido gifear nuestros acontecimientos audiovisuales del año. Hitos y experiencias en loop infinito.

atleti ft lomana ft muerte bacall Volver a casa gone girl roarrrrrr el chavo gijon adieu PITICLIS visuals pasolini best killer 2014 emojis faces: revolution best marriage resnais reina sofia zinemaldi badass2014 frances ha beauty te escribo culazo :) reencontrar a leone our shuni visi's highlights